.

domingo, 5 de junio de 2016

Miguel Ángel Asturias "El señor Presidente"

"Sonrió para su saliva recordando la anécdota de aquel reo político condenado a muerte que, doce horas antes de la ejecución, recibe al auditor de guerra, enviado de lo alto para que pida una gracia,incluso la vida, con tal de que se reporte en su manera de hablar."pues pido dejar un hijo".(Concedido, pero le traen una prostituta y no la toca)."!Para hijos de puta basta con los que hay!"
[Versión Kindle]


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.