martes, 6 de septiembre de 2016

Family "A Song For Me" (1970)

“A Song For Me” (1970), disco notable aunque no está a la altura de otras grabaciones del grupo como “Music In A Doll’s House” o “Family Entertainment”. En el álbum, que contó con la baja de Ric Grech (en ese momento en Blind Faith) y Jim King, se puede escuchar el tema “Drowned In Wine”, canción, como casi todas, co-escrita entre el vocalista Chapman y el guitarrista John “Charlie” Witney.
Mito en la época y uno de los grupos señeros en la transición de la Psycho al Prog., Family es la perfecta armonía entre dos décadas que aspiraban a ser historia dentro de la Música.

Quizás parezca algo banal, pero es muy importante recordar que el grupo también fue pionero en dar más importancia al vinilo de 33rpm que al disco de 45rpm, intentando en sus obras ese concepto de homogeneidad que la larga duración requiere (al menos en una Música como la suya)

"A Song For Me" es su tercer trabajo, parido tras dos monumentos que son parte indisoluble del mejor Prog. de la época. Quizás por eso no llega en lo que se presupone al magno espectáculo de ellos, pero  es un pedazo de disco que encierra aún todo lo que Family era como banda creativa y original.

La salida de dos de los miembros del grupo  original, Jim King y Ric Grech provoca que el sonido se resienta un poco en cuanto a lo buscado en sus primeras obras, pero la entrada de John Palmer y John Weider no desmerece en cuanto a la calidad, aunque la música varíe ligeramente.

Aún así, la voz de Roger Chapman marca (como no puede ser de otra manera) esa mágica impresión que nos ofrece toda la creatividad del grupo, que en este caso nos deja un disco más ágil, vigoroso y con un cierto sentimiento de caos en el sentido creativo del término, si no tan fascinante como lo entregado anteriormente sí más impactante y sorprendente en algunos aspectos que pudieran no esperarse tanto.

Entre el Folk y el Hard, nos llegan sonoridades acústicas con arreglos más intrincados, canciones distintas a lo que sabíamos de la banda y el uso de instrumentos por primera vez dentro del grupo, como el vibráfono, usado de manera continua y habitual.

También nos deja el título más extenso en duración de la historia de la banda, "A Song For Me", en el cual demuestran su saber hacer compositivo y la maravillosa capacidad vocal de Chapman llega a niveles de excelencia.

Un disco de la época más dorada de ese Prog. en constante evolución que se dirigía directamente a las estrellas, para gozo y disfrute de los que amamos ciertas cosas incomprensibles.

Side One:
Drowned in wine; 
Some poor soul;  
Love Is a sleeper; 
Stop for the traffic through the heart of me; 
Wheels 
Side Two:
Song for sinking lovers;
Hey let It rock;
The cat and the rat;
93's ok J;
A song for me 

Roger Chapman – vocals, percussion
John "Charlie" Whitney – guitars, banjo, organ
John Weider – guitars, violin, dobro
John "Poli" Palmer – vibes, piano, flute
Robert Townsend – drums, percussion, harp


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.