.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Penguin Cafe Orchestra "Signs of Life" (1987)

La fama de un conjunto tan extraño y maravilloso como la Penguin Cafe Orchestra aumentaba de manera exponencial con cada disco publicado, desde "Music from the Penguin Cafe" en 1977. Con ese nombre tan característico y unas portadas de lo más sugestivo, la Penguin Cafe Orchestra se adaptó a calificativos como extravagante o naif antes incluso de demostrar sus portentosas dotes musicales.
Este grupo distinto a cualquier otro fue cobrando importancia en diversos sectores musicales a la par que se valoraba en su justa medida la capacidad del alma mater del conjunto, un personaje sobresaliente y auténtico como pocos, el desaparecido Simon Jeffes, budista de adopción cuyo carisma e imaginación abrieron las puertas del Café del Pingüino.

Por el trabajo de su padre, de pequeño viajó por muchos países, exploró el pop, el rock y las músicas étnicas, para acabar haciendo, como dijo en cierta ocasión, su propia música étnica, eso al que muchos llaman 'folclore imaginario'.

La innovación de la PCO consistió en rebelarse y enfocar los pasos de su conjunto de cámara hacia una experimentación divertida y desenfadada, por momentos incluso de un infantilismo insoslayable, reflejo de la personalidad de Simon Jeffes.

"Signs of life", publicado en 1987 por EG Records (reeditado por Virgin Records), comenzaba con un ukelele marcando el ritmo de una pieza divertida (deudora de aquel maravilloso "Pythagoras's trousers" no sólo en su sonido sino en su inspiración en el matemático griego), con numerosos colores e influencias -posiblemente sudamericanas- titulada "Bean fields".

Hay en este momento una reivindicación de Jeffes como compositor serio, al encontrarnos con una pieza melancólica y sugerente, "Southern jukebox music", que marca la condición más neoclásica de la orquesta. No es la única, pues "Oscar tango" (tango descontextualizado con aroma antiguo) y en especial "Rosasolis", son otras maravillas inclasificables para dejarse atrapar y desconectar de todo; evidencian el eclecticismo y la enorme capacidad de creación de un Jeffes que sorprende con un par de melodías en las que se explaya en solitario ("Horns of the bull", un asombroso solo de guitarra de Jeffes -con efecto de modulador en anillo-, de fondo minimalista y sonido desvencijado, y "The snake and the lotus (the pond)", donde con el bajo extrae grandes ideas de una minúscula).

Aún tienen que llegar nuevos momentos desenfadados ("Dirt", entre el country y músicas folclóricas africanas, o una casi loca "Swing the cat"), ambientales ("Wildlife") y por supuesto uno de los grandes clásicos de la banda, "Perpetuum mobile", un juego minimalista en base a un increible piano, en el que el chelo y los violines aportan una intensidad mágica.

"Bean Fields" - 4:19
"Southern Jukebox Music" - 4:34 
"Horns of the Bull" - 4:30
"Oscar Tango" - 3:10 
"The Snake and the Lotus (The Pond)" - 2:51
"Rosasolis" - 4:12
"Dirt" - 4:46
"Sketch" - 3:19 
"Perpetuum Mobile" - 4:24 
"Swing the Cat" - 3:19 
"Wildlife" - 10:54 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.