.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Ignacio Julià "Catálogo irracional" (Lou Reed)

Olvídense de los que dicen que para escribir sobre una materia y ser imparcial no se debe ser fan de la misma. Una verdadera idiotez. La única regla que puede respetarse es la de no idealizar al artista o grupo de turno. Pero, ¿ser fan? Si lo eres y te dedicas a esto de ser rock critic, cosa que Julià lleva décadas haciendo, lo único que tienes son ventajas. No solo por el conocimiento al artista, sino por el tiempo que dedicas a pensar en la materia, a poner las cosas en orden y situarte en la era.
Por otro lado, tienes tan interiorizados esos discos (aunque los capítulos sean bautizados como nombres de canciones de Lou, este es un viaje a los discos a los que pertenecen cada una de esas canciones), en la mayoría de los casos, que nadie mejor que tú, más incluso que el propio artista, sabrá de los pormenores, las miserias, y también la grandeza, que aguardan sus notas musicales y la gestación de ellas.

Obviamente, el libro abre todas las capas del caparazón hasta llegar a la persona, aunque nadie, tan siquiera Fernando Saunders o el propio Julià, llegaron a saber quién era realmente Lou. Nunca nos conocemos a nosotros mismos lo suficiente, los demás no pueden más que hacer cábalas sobre ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.