.

sábado, 28 de enero de 2017

Police "Ghost in the Machine" (1981)

Según un extracto que leí de la autobiografía de Andy Summers, la grabación de este disco que se realizó en la isla de Montserrat fue un cúmulo de tensiones internas por las fuertes peleas entre Sting y Copeland y también por la tiranía con la que se comportaba el propio Sting, que derivó por momentos en insultos al dócil Summers, quien estaba suficientemente enganchado a las drogas para aguantarlo todo y para colmo su mujer le pidió el divorcio por teléfono durante su estancia en la isla. En la parte musical, como mayor novedad lo que observamos es un mayor uso de los sintetizadores y la adición de instrumentos de viento, es decir, trompetas y algún que otro saxofón.
El más claro ejemplo del cambio en este disco es el inicio de ‘Too Much Information’, con unas suntuosas trompetas que hacen preludiar un horror caribeño pero que afortunadamente dan paso a una pegadiza melodía acompañadas de un rápido ritmo, que todavía se acelerará más en la siguiente canción, ‘Rehumanize Yourself’, compuesta por Sting y Copeland, que tiene un pasaje instrumental inicial con mucho gancho y que resulta muy entretenida también.

Además de ingredientes similares a éstas, en ‘Hungry For You’ también se puede escuchar lo que parece un saxofón tocando algunas notas, algo que sería cortesía de Sting, pues parece que fue en este LP donde le cogió el gusto a ese instrumento. En este caso es uno de los temas más discretos del disco. Y el citado saxofón coge protagonismo directamente desde el comienzo en ‘Demolition Man’, que es una canción sin apenas melodía y que sólo presenta un potente ritmo pero repetido continuamente hasta que resulta insoportable, al menos para mí.

Pero hablemos ahora de las grandes canciones que encontramos en este álbum. ‘Spirits In The Material World’ es uno de los temas más pegadizos, con un ritmo rápido devoto del reggae y marcado por el sintetizador, y lo que a mí me parecía una guitarra pero que en el vídeo musical se ve que realmente es un teclado, que toca más adelante en un estilo que recuerda a la música africana, además de poseer también un memorable estribillo de los que se quedan pegados al cerebro y no salen de allí.

En un estilo más pop nos llega ‘Every Little Thing She Does Is Magic’, que es de un estilo similar a ‘De Do Do Do De Da Da Da’ pero mejor y con un carácter más jovial, aunque sorpresivamente aquí la vemos iniciada por una melodía de teclado según idea de Sting, algo que no fue bien visto por los otros dos al no estar acorde a las señas de identidad del grupo. ¿Pero qué iban a hacer si el éxito del grupo era en su mayor parte debido a Sting?

‘Invisible Sun’ es otro de los grandísimos temas de Police, en este caso creando una atmósfera envolvente e inquietante para que el canto robótico de Sting nos adentre en su temática relacionada con el conflicto de Irlanda del Norte, con letras reivindicativas como “I don't ever want to play the part /Of a statistic on a government chart” que tuvieron un vídeo musical de acompañamiento polémico en su momento.

Hacia el final del disco, en ‘Secret Journey’ vuelven a crear otra memorable atmósfera, en este caso a partir de la gran melodía de guitarra que lleva al tema hasta las primeras estrofas cantadas y que acaba en un buen estribillo.

Y ya que estaban en Montserrat, en ‘One World (Not Three)’ se imbuyen de los sonidos musicales de la isla para aportar su granito de arena, aunque en este caso posea un carácter demasiado genérico y las trompetas se repitan demasiado.

Andy Summers aporta una composición, ‘Omegaman’, que no está nada mal para lo que podemos esperar de él. Es del más puro estilo Police, con un acertado cambio de ritmo entre estrofa y estribillo y una frenética coda. Y Copeland en solitario aporta la final ‘Darkness’, que desde su inicio parece más una composición de Brian Eno al estar basada en los teclados y una gran melodía que va liderando el tema acompañada de algunas capas de sintetizador, mientras se van escuchando algunos efectos adicionales que no le restan nada a su carga emotiva.

Tras la grabación de este disco, además de que en general los nuevos elementos que aparecen no ayudan a mejorar el ya perfecto sonido del grupo, en el terreno personal quedaron minadas las relaciones entre ellos, lo cual conllevaría a la grabación de un último disco y una ruptura total posterior que duraría muchos años.

Side one
1."Spirits in the Material World"  2:59
2."Every Little Thing She Does Is Magic"  4:22
3."Invisible Sun"  3:44
4."Hungry for You (J'aurais toujours faim de toi)"  2:52
5."Demolition Man"  5:57
Side two
6."Too Much Information" 3:43
7."Rehumanize Yourself" (Sting, Stewart Copeland)3:10
8."One World (Not Three)"  4:47
9."Ωmegaman" (Andy Summers)2:48
10."Secret Journey"  3:34
11."Darkness" (Copeland) 3:14

Personnel
Sting – bass guitar, lead and backing vocals, double bass, keyboards, saxophone
Andy Summers – guitars, backing vocals, guitar synth, keyboards
Stewart Copeland – drums, backing vocals (5, 11), percussion, keyboards
With:
Jean Roussel – piano (2)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.